DE INTERÉS

Autoexploración

Para consultar a tu médico, conoce tus senos y aprende a reconocer sus cambios

Es una técnica de inspección y palpación de las mamas realizada por la propia mujer, de forma que, praticada regularmente a partir de los 20 años, te ayuda a CONOCER tu cuerpo permitiendo detectar CAMBIOS respecto a exploraciones que sirven de luz de alarma para consultar a tu médico.

¿Cuándo debo realizar la autoexploración mamaria? Si reglas, al 5º día de iniciada la regla, fecha en la que ha desaparecido la congestión mamaria previa a la menstruación; si no reglas, un día determinado del mes.

¿Cómo debo realizar la autoexploración mamaria?
 En dos partes: inspección y palpación.

Inspección. Mediante ella aprenderemos a observar e identificar la imagen de nuestro pecho.

  • Sitúate frente a un espejo desnuda de cintura para arriba, primero, con los brazos caídos a lo largo del cuerpo.

 

 

 

 

 

  • Observa y compara tus senos para detectar diferencias en la forma, tamaño, coloración, resaltes o bultos, hundimientos, piel de naranja, retracción reciente del pezón, ulceraciones, eczemas.

 

 



  • Al elevar los brazos comprueba si las dos mamas se mueven a la vez y si existe algún resalte o prominencia en las axilas.

 

 

Palpación. Se puede realizar levantada o acostada, en esta última posición los músculos están mas relajados y se facilita la palpación.


  • Si se va a explorar la mama izquierda, coloca primero una almohada debajo del hombro-escápula izquierda, eleva el brazo y sitúa la mano debajo de la nuca. Después, palpa con los tres dedos centrales de la mano contraria (derecha), juntos y planos.

 

 



  • Realizarás movimientos concéntricos, alrededor de la mama, presionando suave pero firmemente con las yemas de los dedos y efectuando movimientos circulares en cada punto palpado, desde la periferia de la mama hasta el pezón. Pondrás especial atención en el cuadrante supero-externo, por ser el que contiene mayor cantidad de tejido mamario.

 



  • Al concluir, presionarás el pezón entre el dedo pulgar e índice pra ver si existe alguna secreción. También levantaremos el pezón y areola para comprobar si hay buena movilidad o adherencia.

 

En la misma posición, debes palpar la axila de la mama que estás explorando, para descartar la aparición de bultos; para ello, desplaza la mano por toda la axila realizando movimientos circulares con una presión ligeramente superior a la de la mama.

Terminada una mama iniciaremos la palpación en la otra.


Normalmente se detectan multitud de bultitos (nódulos) que son los que forman la estructura mamaria interna, con la práctica se aprende a identificarlos y, sobre todo, a detectar las diferencias cuando surja alguno nuevo.

La mayoría de las alteraciones serán benignas pero debe ser el médico el que confirme esta situación.

usuario
contraseña


LunMarMieJueVieSabDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930